COVID-19 una situación sin precedentes para ciudadanos, industria y la economía del mundo

Los miembros de AFBEL, y GPTech como parte de esta, están apoyando iniciativas dirigidas a mantener la producción de los bienes esenciales

Titulo del parrafo

covid-4948866

El brote de COVID-19 representa una situación sin precedentes para los ciudadanos, la industria y la economía del mundo que está castigando con especial incidencia a España.

La asociación de fabricantes españoles de tecnología para la red eléctrica de transporte y distribución (“AFBEL”), de la que es miembro GREEN POWER TECHNOLOGIES, S.L., ha acogido con satisfacción las medidas macroeconómicas y políticas tomadas por algunos Estados miembros y por la propia UE para ayudar a combatir la pandemia.

Los miembros de AFBEL, así como sus fabricantes homólogos europeos, están apoyando iniciativas dirigidas a mantener la producción de los bienes esenciales que se necesitan para afrontar la crisis evitando incidencias negativas sobre la continuidad del servicio eléctrico.

La infraestructura energética crítica debe seguir en funcionamiento. En estos tiempos difíciles resulta alentador comprobar cómo España puede confiar en una infraestructura eléctrica bien desarrollada, lo que hace posible que la mayoría de las actividades vitales de la sociedad continúen funcionando normalmente.

Es en estos tiempos tan excepcionales, cuando nos damos cuenta de que la electricidad se ha convertido en un recurso esencial y crítico de la vida cotidiana. Una interrupción temporal o prolongada en nuestro suministro de electricidad afectaría prácticamente a todos los sectores de nuestra sociedad y economía. Sin electricidad, la vida cotidiana se vería severamente interrumpida, generando impactos masivos negativos en servicios esenciales como transporte, suministro de agua y alimentos, comunicaciones, seguridad y servicios sanitarios.

Los socios de AFBEL son los proveedores esenciales de equipos y servicios a los operadores de la infraestructura eléctrica crítica de España. Así, servimos al operador de transporte y a grandes y pequeños operadores de distribución; sin olvidar a los operadores de generación eléctrica renovable y convencional e instaladores y otros clientes que permiten dotar de energía eléctrica a grandes consumidores como hospitales, supermercados, aeropuertos o IFEMA, tan imprescindibles y cruciales en un momento como este.

En la situación actual, la industria de equipos de red está poniendo todo su empeño, conocimiento y esfuerzo para garantizar la producción y la entrega continua de bienes críticos y servicios esenciales a los operadores de transporte, distribución, generación e instalación eléctrica del sector terciario. Así mismo, mantenemos retenes operativos para poder atender cualquier emergencia o mantenimiento correctivo que pudiera surgir en alguna instalación esencial. Además en estos momentos de confinamiento entendemos que cualquier hogar debemos tratarlo como instalación esencial.

El Gobierno de España tomó el pasado domingo medidas para detener la producción industrial como recurso para contener la propagación del virus. Aplaudimos la decisión del Gobierno que, con objeto de asegurar el abastecimiento de los operadores críticos de la red eléctrica, ha identificado a los fabricantes de equipos de transporte y distribución de electricidad como proveedor esencial, catalogando de la misma forma a la cadena valor de los suministradores que nos ofrecen equipos y materiales necesarios para el correcto desarrollo de nuestra actividad esencial, así como al transporte de mercancías.

Queremos también agradecer al Ministerio de Industria, Comercio y Turismo su nota interpretativa en la que permite continuar nuestra actividad productiva de las actividades de importación y exportación de nuestros productos, bienes y materiales, en la medida en que se configuran como clave del abastecimiento o del cumplimiento de compromisos de contratos internacionales. La pandemia es global y nuestro sector debe también atender las necesidades de bienes críticos y servicios esenciales a nuestros clientes tradicionales de otros países.

El sector está dispuesto a afrontar el reto con la profesionalidad que siempre ha demostrado; sin olvidar, en este momento crítico, que la salud y seguridad de los empleados, proveedores y clientes es el aspecto primordial a ser tenido en cuenta. Todos los asociados de AFBEL deberán garantizar, -y nos consta que así lo están haciendo-, la aplicación de las medidas de distanciamiento dentro y fuera de sus instalaciones y adherirse a las medidas relevantes de salud e higiene, en permanente consulta y coordinación con su fuerza laboral y siguiendo al pie de la letra las indicaciones tanto de las autoridades sanitarias como de los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado.

Así mismo, desde AFBEL y en coordinación con nuestra asociación homóloga europea T&D EUROPE, pedimos al Consejo Europeo que garantice un enfoque más coordinado y coherente en todos los Estados miembros de la UE, entre otras razones para evitar limitaciones a la libre circulación de mercancías y de la mano de obra necesaria para mantener la producción tanto como sea posible. Reconocemos que se necesitan medidas a corto plazo para controlar la situación actual, pero apoyamos la decisión de continuar la actividad que sobre los bienes esenciales, incluidos los bienes y servicios para el sector de transmisión y distribución de electricidad, ha sido tomada de manera muy similar en España, Italia, Reino Unido y Francia (los cuatro países europeos más castigados por la pandemia). Dicha decisión es importante para garantizar la continua disponibilidad y confiabilidad de la infraestructura eléctrica de toda Europa.

Por otro lado, el funcionamiento continuo de nuestra industria también reducirá el riesgo de aumentar la dependencia tecnológica de Europa de proveedores no europeos. Como una infraestructura crítica estratégicamente importante, los operadores de redes eléctricas de Europa deben tener acceso a una base europea sólida de proveedores de tecnología que han demostrado unos estándares de calidad muy elevados necesarios para la seguridad de nuestras redes. Los fabricantes de AFBEL estamos sobradamente preparados para seguir asumiendo ese reto.

Seguimos convencidos de que tomar medidas resolutivas y bajo un enfoque europeo coordinado es esencial para gestionar las necesidades médicas inmediatas y mitigar el amplio impacto socioeconómico del COVID-19 en la Unión Europea. La industria está preparada para dar un paso adelante para ayudar a proteger a nuestra gente hoy y proteger nuestras economías de mañana.

Después de la crisis, una industria fuerte será esencial para garantizar que Europa esté lista para afrontar las consecuencias socioeconómicas de la crisis, reavivar las economías europeas y salvaguardar la prosperidad y el bienestar de sus ciudadanos.

Con base sobre todo lo explicado, queremos informar a todos nuestros clientes y proveedores que GREEN POWER TECHNOLOGIES, S.L. mantendrá su actividad a los efectos de garantizar los servicios esenciales que nuestra sociedad requiere para el normal funcionamiento de infraestructuras y equipos.

 

Javier Landero Cruz

Director General de GPTech

¿Necesitas información adicional?

Si tienes cualquier duda o consulta, o necesitas contactar con un Departamento específico, contacta con nosotros a través de este link.

¡Síguenos en Twitter!

Titulo del parrafo